miércoles, 15 de julio de 2009



Olvídate de nuestros paseos del brazo por Saint Germain, de las sillas de mimbre que nos espera en el Café des Deux Magots, de la lluvia helándonos los huesos mientras el Sena tiembla. Estás llena de paja por dentro, eres la muñeca de cara bonita que salía en Bleuette. La que mira con ojos vacíos porque el barniz la hizo imperturbable. Ya no habrá más besos en cada farola del Pont Neuf ni intentarás hacerte un hueco entre los lienzos de Montmartre.
Porque ya no tenemos París, maldita sea, por tu culpa ya no somos nada.

2 comentarios:

Kodama San dijo...

Me gustó mucho el video. Triste que las cosas que fueron dejen de ser, sea cual sea la causa. Lo bueno que siempre hay la oportunidad de que vuelvan a ser, así no sea igual, pero se pueden repetir en momentos también únicos.

Saludos!!

He visto tus dibujos en tus post anteriores, los bocetos, y me encantaron!

José Manuel Chico dijo...

Creo que es imposible recuperar de nuevo París, pese a tantos textos que lo afirmen. Muy bueno el texto y el vídeo, tocalla.

Aprovecho este comentario para felicitarte también por la anterior entrada, ya de paso. ¡Son brutales!