martes, 6 de septiembre de 2011

La decisión


Así podría titularse, precedido por un uno punto espacio, esta primera parte de un nuevo capítulo de mi vida. Y, en efecto, una decisión está tomada; no importa cuán deleznable o vergonzoso para mí sea: a partir de hoy postearé una vez por semana. Porque tengo a este pobre blog aburrido, triste y sin apenas nada que contar... y no será porque no tengo más de mil pájaros en la cabeza y senda pila de trabajos, bocetos, cartones, tablas, lienzos y chorradas de todo tipo que no he compartido con vosotros. Es hora de barrer el miedo y limpiar la pereza. De hoy en adelante veréis mis más inmaduras ideas restregadas por el papel a modo de rayajos. Porque he de confesaros que cundo miro las obras de otros artistas estos primeros pasos son los que más disfruto, esos primeros borrones sin sentido que guardan las más intrincadas ideas y donde todo es posible porque nada está del todo dicho :)

2 comentarios:

Noor dijo...

Guau, ¡pues ánimo! Que mantener una rutina es complicado

Jandro dijo...

¡Mucha suerte y ánimo! Un gran poder conlleva una gran responsabilidad